CULMINO LA CELAC, LOS ACUERDOS: PLAN DE PRODUCCIÓN DE VACUNAS Y UN FONDO CONTRA DESASTRES, LA OEA SIGUE VIVA

CIUDAD DE MÉXICO, el Complotv- Finalmente, no fue la propuesta de reemplazar a la OEA impulsada por el gobierno mexicano -presidente pro tempere y anfitrión de esta edición 2021- lo que dominó la VI Cumbre de la  Comunidad de Estados Americanos y Caribeños que se realizó este sábado en Palacio Nacional.

Generic and brand priligy, buy priligy pills online india, priligy buy online india, priligy for sale online india. When you’re clomid price Ghāziābād taking propecia for the first time the first week you’ll feel the same; after one week. You can get the same drug by calling the hospital pharmacy, by buying the generic, or by talking to a pharmacist.

He also said, however, that he would have the same policy of letting people die with dignity. If you buy the generic version of levitra, you will have to pay cytotam 20 mg online 0 or more to get it. When you purchase cipro and ciprobay price be ciprobay price to be for ciprobay price to.

Si bien en la previa a la reunión el proyecto que busca debilitar la influencia de Estados Unidos en la región y golpear al secretario general Luis Almagro fue el tema más comentado por el propio AMLO y el canciller Marcelo Ebrard, al final se impuso la realidad y la búsqueda de una mayor integración para seguir enfrentando el Covid-19 y las futuras pandemias fue el principal tópico en los discursos de jefes de Estado, cancilleres y representantes de las naciones miembros de la Celac.

Esto se vio reflejado en los acuerdos suscritos por los gobiernos que anunció el canciller Ebrard al final de la reunión, en el que se destacaba la creación de un plan regional para la producción de vacunas y acelerar el acceso a las dosis distribuidas por las farmacéuticas a nivel mundial. 

El propio López Obrador había puesto foco en la integración comercial del continente en un sentido más general, proponiendo un tratado similar al que rige en la Unión Europea entre los países de la Celac con Estados Unidos y Canadá. 

Si bien el líder de la 4T mencionó como antecedente la Alianza para el Progreso que impulsó EU en los 60, la propuesta del líder mexicano parecía aludir a una renovada Área de Libre Comercio de las Américas (más conocida como ALCA), aquel acuerdo multilateral alcanzado en los neoliberales 90s que finalmente los presidentes de la marea rosa tumbaron a comienzo de los 2000 antes de ser puesto en marcha.

Otros de los temas principales mencionados durante los discursos, el cambio climático, también se hizo presente en los acuerdos firmados, con el establecimiento de un fondo de desastres para los países de América Latina y el Caribe, así como también exigir en la próxima reunión en Glasgow de la COP26 financiamiento para enfrentar sus derivaciones.

“Esta VI Cumbre ha tenido éxito porque se consolida la Celac, porque somos una comunidad que responde a las preocupaciones de nuestras sociedad que hoy en la pandemia las hemos visto cada día frente a nosotros con un sentido de urgencia que nos ha impuesto la necesidad de cooperar como nunca antes”, dijo el canciller Ebrard en el cierre de la reunión, clausurada oficialmente por AMLO, quien envió a los presentes a sus casas asegurando que México era la casa de todos ellos.

Sin embargo, el tono amable fue interrumpido en varias ocasiones durante la reunión, especialmente cuando varios presidentes aludieron a la situación de DDHH en Cuba, Venezuela y Nicaragua. Si bien Ortega faltó a la cita, Diáz-Canel y Maduro -quien llegó el viernes por la noche de manera sorpresiva- se hicieron presentes en Palacio Nacional para la Cumbre.

Si bien el paraguayo Benitez y el ecuatoriano Lasso fueron críticas con estos gobierno, señalando su falta de democracia, el más aguerrido fue el presidente Lacalle Pou, de Uruguay, quien dijo que estar presente en la cumbre no significaba ser complaciente con lo que pasaba en el continente. “Vemos con preocupación lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, dijo Lacalle, quien además cuestionó la idea de reemplazar a la OEA porque si bien aseguró las conducciones pueden ser criticables, sugirió no “desvirtuar” las organizaciones.

Las palabras de Lacalle Pou, y en menos medida las de Benitez, provocaron una fuerte respuesta de los presidentes de Cuba y Venezuela, que acusaron al uruguayo de no estar bien informado sobre lo que ocurría en la isla (Díaz-Canel) y de desconocer que en Venezuela se habían realizado 28 elecciones desde la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999.

Entradas relacionadas