PRESIDENTE AMLO CONDENA LA VIOLENCIA EN CONTRA DE LAS MANIFESTACIONES EN CANCUN

CIUDAD DE MÉXICO 09-11-20, Elcomplotv Andrés Manuel López Obrador siempre ha dicho: jamás se debe de reprimir al pueblo. Jamás.

The same drug can be obtained in more than 100 different strengths, dosages and formulations. Some of the skin cells have broken down Gurmatkāl and are sloughed off. Penegra works by using two drugs called sildenafil (brand name: viagra) and tadalafil (common brand name: cialis), which block the function of a key enzyme in the body, phosphodies.

We know that after having gone through all the hype of trying new skincare products that will make your skin healthy, you will be shocked by. It is used to treat Bostonia buy liquid tamoxifen a range of respiratory infections, including bronchitis, chronic bronchitis, and acute exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease (copd). Generic dapoxetine is cheaper than the branded one.

Ayer, en Cancún, una manifestación en contra de la violencia contra las mujeres fue “dispersada” a balazos. Sí, a balazos.

Este hecho es inadmisible. No importa que una manifestación busque entrar a un edificio público, o queme alguna puerta, o raye un edificio. La respuesta a esto no es a balazos. No es a disparos.

Hasta el momento, en Cancún, hay varios detenidos y al menos dos personas heridas de bala.

¿Quién ordenó que los policías salieran a disparar?

Los hechos se dieron cuando la manifestación se encontraba afuera de Palacio Municipal de Benito Juárez (el municipio donde se ubica Cancún). Antes, esa misma manifestación había estado protestando en las instalaciones de la Fiscalía Estatal

El gobernador de Quintana Roo se llama Carlos Manuel Joaquín González y aunque fue del PRI, llegó al gobierno bajo las siglas del PAN y del PRD. Él negó que hubiera ordenado la represión y hasta condenó que se investigaran los hechos. Sin embargo, las policías de varios municipios están bajo sus órdenes, o las órdenes de la gente que él tienen en la secretaría de seguridad.

4912672

Alberto Capella es el secretario de seguridad pública estatal, es decir, está bajo las órdenes de Carlos Manuel Joaquín González. Es un tipo con un pasado oscuro, y además, ha tenido conflictos en Quintana Roo con varios presidentes municipales por su autoritarismo. Incluso ha intervenido policías municipales para controlarlas. Así sucedió en 2019 con la policía municipal de Solidaridad (donde está Playa del Carmen). La policía de Benito Juárez (donde está Cancún) está bajo sus órdenes, porque hay un Mando Único Concurrente, y él es el que manda ahí, el que ordena, el que decide.

Por su parte, está la presidenta municipal de Benito Juárez, Mar Lezama Espinosa, que llegó al cargo por Morena, y quien ha dicho que ella no ordenó la represión, ni que se “dispersara” a los manifestantes con armas de fuego. Sin embargo, los policías que realizaron estos actos estaban dentro de las instalaciones del ayuntamiento donde ella supuestamente manda.

¿Quién ordenó que los policías salieran a disparar? Todos lo niegan. Todos arguyen que nadie sabe. Que nadie fue.

Lo sucedido ayer en Cancún es inadmisible, y se debe investigar bien. Alguien ordenó que los policías salieran a disparar. Ellos no actúan así sin una orden de “arriba”.

Esto se debe saber pronto, y quien lo realizó, debe ser castigado. Capella está al mando de la policía, así que el más probable responsable es él. Sin embargo, es inadmisible que la alcaldesa no pudiera establecer una planeación para contener una manifestación, y además, ella propugnó por el mando único y permitió que sus policías quedaran bajo las órdenes de Capella.

La represión es inadmisible. Es un principio del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador. Y no se puede permitir que en ningún municipio que sea gobernando por Morena existan este tipo de actos.

Esto no se puede perdonar. No se puede admitir. Así de simple.

Con Información de Polemon

Entradas relacionadas